La poesía es un trabajo con uno mismo: Los versos de Diego Alfaro Palma

Tres poemas de su reciente libro («Litoral central», 2017) envía el ganador del Premio Municipal del género de hace dos temporadas, al Diario «Cine y Literatura». Actualmente radicado en Buenos Aires, en la obra del joven autor confluyen las influencias -renovadas- de los grandes nombres de la creación lírica nacional, y un hondo reconocimiento a la estética de lo telúrico, de la orfandad, y en fin, de las «clásicas» emociones artísticas que conforman una suerte de rasgo identitario en la labor de los vates autóctonos.

Por Diego Alfaro Palma

Publicado el 18.11.2017

 

De Litoral central (Audisea, Buenos Aires, 2017 | Pez Espiral, Santiago, 2017)

 

ESPECIERO

Las plantas medicinales en las que confiamos serán reemplazadas

ni melisa manzanilla o cedrón

quedan fuera para cuando el agua hierva y el cuerpo se estabilice

Dentro queremos plantar las semillas que nos prohibieron

de alguna forma dejar que un valle dé sus primeras flores este invierno

aprovechar las texturas de tu blusa cuando se desabotona

aunque te diga que no dejo los lugares como libros sobre el velador

Me senté a ver las montañas hasta aprender el sonido de los pájaros

El tiempo es el único mapa en el cual no podemos poner pie atrás

A baja luz pienso en las cosas que me fuiste nombrando

o en las manchas de pintura que crean animales en la pared

Como dijiste es mejor que no nos preguntemos tanto

Para dormir tenemos todo el cansancio que nos suma la ansiedad

así que deja que recoja estos platos por ti

esto no es una bolsa de hierbas que se hunda hasta calmarnos.

 

SALA DE MÁQUINAS

Qué podemos hacer con nuestras desgracias cotidianas

pasarles un paño húmedo hasta que el vapor se deslice lento sobre la pizarra

No todo es color de rosa y a veces como las estrellas debemos de

chocar para que salga algo nuevo

una nueva manera de mirarnos

Por eso es mejor no buscar heroísmos ni de este lado ni del otro

y lo que sí estamos acá para no morirnos de espanto

Llegar a viejos lo más libres de taras

encontrar la tranquilidad de las estampas japonesas:

por la noche entre los faroles de papel

una mujer barre hasta no dejar una hoja sobre el pavimento.

 

VERANO

El amor nos agarró y nos estrujó como a limones desesperados

Pablo de Rokha

 

Vivir en una casa es tener tiempo para vivirla y dejarlo ir con el

polvo formando constelaciones bajo la cama

flores o arbustos en su lenguaje de agua luz y sombra

Escuchar la trizadura de los platos por dentro mientras descansan

Tener el rito de lavarlos por respeto al inquilino que vive dentro de cada uno

y a nuestros dioses domésticos parpadeando con la timidez de los niños muertos

En una casa el pasado es patente y verde como un cerro

Por televisión pasan la historia de un país que fue desapareciendo

(¿será aquel el mío?)

Lo que aprendí está ahí listo para ser cambiado

Las naranjas aunque viejas

manchadas de un gris rupestre

poseen todavía el jugo que necesitamos al despertar

Las aspas se hunden en su carne volviéndolas agua

mientras al fondo muy al fondo alguien trabaja adentro

La máquina pulsa el tiempo su flujo incombustible

La poesía es un trabajo con uno mismo

tan necesario como mantener una cuota de rencor contra los gimnasios

adentro el ejercicio es real y se paga en moneda dura

Ahora tu cabello vuela sobre el mar entre ramitas de cedro

El espectáculo es el motor del mar que funciona

vamos a escondernos en las rocas para comer

Es el sol el que te ha dado esta liviandad como si no importara nada

Nuestras ideas son gaviotas que vuelan sin dirección

Dejemos de extrañar los días de playa ahora que la ciudad se

enfurece y entramos cansados

Al final no importa el lugar sino que nuestros ritos permanezcan intactos

como un oleaje de árboles frutales prontos a madurar

 

Diego Alfaro Palma (Limache, Chile, 1984) publicó los libros de poemas “Litoral central” (Audisea, 2017), “Tordo” (Ediciones del Dock, 2016 | Editorial Cuneta, 2014) y “Paseantes” (Ed. Temple, 2009), la plaquett “Los sueños de los sueños de Kurosawa” (Cuadro de Tiza, 2017) y el libro-objeto “Bolsas” (Hojas Rudas, 2017). También realizó la antología de la “Poesía reunida de Cecilia Casanova” (Ed. Universidad de Valparaíso, 2014) y reeditó la “Antología de Ezra Pound en Chile” (Universitaria, 2011). Tradujo “El pensamiento zorro”, prosa de Ted Hughes (Limache250, 2013). Sus ensayos han aparecido en “El horroroso Chile. Ensayos sobre las tensiones políticas en la obra de Enrique Lihn” (Alquimia, 2014) y en revistas de Chile y el extranjero. Su libro “Tordo” recibió el Premio Municipal de Santiago en 2015 y está siendo traducido al inglés por el poeta norteamericano Lucian Mattison.

 

El poeta oriundo de Limache, en una librería del Gran Buenos Aires

 

Imagen destacada: «Paisaje cordillerano y laguna», de Antonio Smith (1832-1877), óleo sobre tela, 82 x 125 cm, Pinacoteca Universidad de Concepción, Concepción, Chile