“La favorita”: En las penumbras del deseo

El realizador griego Yorgos Lanthimos vuelve a sorprender con un filme de época, al que no se le escapa ninguna hebra. El largometraje tiene esa especie de vértigo y caos, donde no se sabe bien hacia qué lugar dramático nos está llevando, si se comprende o no y que gracias a su genialidad y sutileza, logra envolver y arrastrar al espectador casi sin que se dé cuenta, dentro de la atmósfera precisa para ser transportado sin resistencia alguna al interior del relato audiovisual.

Por Alejandra Coz Rosenfeld

Publicado el 24.1.2019

Hoy se estrena en cartelera la nueva pieza cinematográfica de Yorgos Lanthimos La favorita (2018), ganadora ya de muchos premios entre los que están el Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia y diez galardones del British Independent Film Awards, incluyendo mejor película y otras diez nominaciones al Óscar entre otras.

La protagonista, Olivia Colman, ganadora del premio como mejor actriz en Venecia, en los Globos de Oro, en el Festival de Gijón y en la asociación de críticos de Los Ángeles, encarna a una reina debilitada de salud tanto física como mental de principios del siglo XVIII en Gran Bretaña. Anne ocupa el trono en un período de guerra entre su reino y Francia, pero el trono es gobernado tras bambalinas por su amiga y amante Lady Sarah (protagonizada por Rachel Weisz). Todo comienza a cambiar cuando llega al palacio una nueva sirvienta Abigail (Emma Stone).

Lanthimos vuelve a sorprender con su dirección esta vez con un filme de época, al que no se le escapa ninguna hebra. El largometraje tiene esa especie de vértigo y caos, algo característico en él, donde no se sabe bien hacia dónde nos está llevando, si se comprende o no y que gracias a su genialidad y sutileza, logra envolver y arrastrar al espectador casi sin que se dé cuenta, dentro de la atmósfera precisa para ser transportado sin resistencia alguna al interior del relato.

La favorita habla de una época donde el poder femenino parecía no necesitar de lo masculino, más que para enviarlo al frente de batalla.

Atraviesa de manera instintiva y fuera de la norma el tema de la honra, la amistad, el amor y las lealtades tanto visibles como invisibles.

Habla de la lucha de poder y de lo maquiavélico que puede ser ésta cuando la magnificencia se siente al alcance de la mano.

La música, escogida pulcramente va creando los espacios y los ambientes, y los va cargando a veces sólo con una sola nota que se repite suave y casi imperceptible.

La fotografía a cargo de Robbie Ryan tiene una luz especial, logrando captar la sutileza de la época.

Está de más decir que las actuaciones de las tres protagonistas son excepcionales y que el ojo estético de Lanthimos para llevar a la pantalla el guión escrito por Deborah Davis y Tony McNamara es impecable, ya que cada detalle está delicadamente pensado e hilado.

 

Alejandra Coz Rosenfeld nace en Santiago de Chile, en 1972. Poeta, artista y terapeuta transpersonal, estudió letras y estética en la Pontificia Universidad Católica de Chile, y arte en el Palazzo Spinelli, de Florencia, Italia. Ha publicado el poemario Marea baja (Editorial Cuarto Propio, Santiago, 2017), y prepara su primer libro de relatos con el título tentativo de Las aguas de Neptuno y otros cuentos, y una segunda entrega de poemas, ya bautizada como La jabalina (Ediciones Filacteria, Santiago, 2019).

 

La actriz Emma Stone en “La favorita” (2018), de Yorgos Lanthimos

 

 

 

 

Tráiler: