Novela “Cátedras paralelas”: El dibujo de una carcajada

La obra de Andrés Gallardo es una parodia -descarnada, pero no panfletera- de la academia chilena: en sus 125 páginas se desmadejan redes de poder que están envueltas en la soberbia que trae consigo la ignorancia, en una trama sobre la cual el autor construye una ficción hilarante, en donde los diálogos, absorbiendo la realidad docente, logran perfilar la más sonora de las burlescas risotadas.

Por Joaquín Escobar

Publicado el 6.12.2018

Andrés Gallardo (1941 – 2016) fue un escritor infravalorado, de prosa silenciosa, que, pese a ser parte de la Academia Chilena de la Lengua, estuvo alejado de los bombos y de las glorificaciones académicas. A Gallardo se le conoce poco y se lee aún menos, por lo mismo, debemos aplaudir a rabiar el interesante trabajo que está realizando la editorial Overol, pues el laborioso rescate de su obra -anteriormente fue Obituario– nos viene a visibilizar a un escritor perdido que merece bastante más que un reconocimiento tardío. De hecho, es el mismísimo Grínor Rojo quien viene enarbolando desde hace mucho tiempo las banderas de la recuperación, pues en su libro Las novelas de la dictadura y post dictadura chilena señala que Cátedras paralelas: “No ha sido objeto de toda la atención que merece”.

Rojitas es un alicaído docente que lleva años dictando el ramo de teoría literaria en una universidad de provincia. Un día -y sin previo aviso- recibe un sobre azul, al parecer es una carta en la que se le solicita su renuncia. Lejos de entrar en la desesperación que un momento así trae consigo, decide tomárselo con mesura. Entre latas de cerveza, conversaciones con amigos y peleas de boxeo pasa sus días, y también sus noches, mientras sobre una mesa silenciosa sigue reposando el misterioso sobre.

El protagonista, poseído por constantes ataques de acidez, mantiene largas conversaciones con su empleada doméstica llamada Nana. La trabajadora, lleva años sirviendo en la casa del docente, por lo mismo, hay una relación especial -incluso maternal- que se ve quebrantada cuando Rojitas decide por fin, enfrentarse a su injustificado despido. Ante tal incertidumbre laboral (y existencial), opta por dictar un Taller de semiótica, que, entre desencantos y fracasos, lo llevará de vuelta a su infancia, al remoto pueblo de Rinconada de Tromén.

Cátedras paralelas (publicada originalmente en 1985) está escrita de un modo bastante singular. Abundan las frases largas, con una sucesión constante de comas, en donde los puntos seguidos se pierden en un océano discursivo. La prosa, a su vez, está inscrita bajo un ejercicio de repetición que resulta placentero, no solo por su sonoridad, también, porque hay una articulación de las escenas que dota de mayor textura las imágenes del relato.

Contrario a lo que se podría llegar a creer, (tanto por el título del libro, como por la biografía de Gallardo), la novela es una parodia -descarnada, pero no panfletera- de la academia chilena. En sus 125 páginas se desmadejan redes de poder que están envueltas en la soberbia que trae consigo la ignorancia. En un ejercicio kafkiano, un personaje cercano al protagonista, busca explicaciones que le den coherencia al despido del docente, no obstante, choca con una barrera de protocolos, en la cual jefes y subalternos, son incapaces de entregar respuestas, perdiéndose todo en el laberinto de la burocracia.

El humor no es algo que abunde en la literatura chilena, de hecho, por lo general, la prosa criolla es bastante amarga. Andrés Gallardo, rompió este cerco de seriedad, y construyó una novela hilarante, en donde los diálogos, absorbiendo la realidad docente, lograron dibujar la más sonora de las carcajadas.

 

Joaquín Escobar (1986). Escritor, sociólogo y magíster en literatura latinoamericana. Reseñista del diario La Estrella de Valparaíso y de diversos medios digitales, es también autor del libro de cuentos Se vende humo (Narrativa Punto Aparte, 2017). También es redactor permanente del Diario Cine y Literatura.

 

“Cátedras paralelas”, de Andrés Gallardo (Ediciones Overol, Santiago, 2018)

 

 

El escritor, lingüista y académico Andrés Gallardo Ballacey

 

 

El escritor y crítico chileno, Joaquín Escobar

 

 

 

Crédito de la imagen destacada: Ediciones Overol.

Crédito de la fotografía a Andrés Gallardo: Universidad de Concepción.