“Sol y Lluvia: Voces de la resistencia”: Las esperanzas propias de la música

La biografía de Gonzalo Planet entretiene y documenta, y a través de un collage de anécdotas nos acercamos a la historia política del país. Porque eso representa este texto, un escrito íntimo y a su vez genérico, que narra el periplo de una nación triste y ausente, que supo encontrar valentía en los charangos de la primera banda chilena en llenar el Estadio Nacional.

Por Joaquín Escobar

Publicado el 4.12.2018

Es imposible entender el Chile contemporáneo sin las canciones de Sol y Lluvia. La historia de este apocalíptico país, va de la mano con sus composiciones. Cada letra refleja un momento íntimo que deviene en público, de allí viene -entre otras cosas- su popularidad. Pese a lo triste del año en que se forma la banda -1978, una de las épocas de mayor represión- sus canciones tienen un mensaje de esperanza. Apelan a que la barbarie llegará a su fin, a que se puede derrocar la dictadura, construyendo -mediante bombos y charangos- himnos generacionales que sirvieran como frente de combate.

La editorial Pez Espiral, aprovechando los cuarenta años de Sol y Lluvia, acaba de publicar la biografía de la banda. En una pulcra y lujosa edición, cargada de entrevistas y de fotos inéditas, los hermanos Labra documentan la historia del grupo. En sus relatos no hay uniformidad, hay desconexión, cada historia personal confronta la antes expuesta, erigiéndose el libro como un documento histórico que no pretende contar una verdad, por el contrario, lo que busca es visibilizar los distintos recuerdos que trae consigo un origen.

Gonzalo Planet (1978) mediante un minucioso trabajo de entrevistas y archivos, (re) construye la historia de Sol y Lluvia. Desde sus primeros pasos en la población Vicente Navarrete de San Joaquín hasta uno de sus últimos conciertos en un acto conmemorativo de la CUT. Mediante ejercicios lúdicos, el texto viaja: en el capítulo 48 horas, se narran los momentos de horror en que los hermanos Labra fueron secuestrados por los organismos de seguridad de la dictadura. Después de haber sido abandonados en un peladero, les incendian su imprenta, siendo identificados como activistas de izquierda. En los capítulos posteriores, vemos el profundo cristianismo que existe en la banda, cuestión que también podemos apreciar en sus letras, de hecho, Amaro Labra estuvo cerca de ser un cura obrero, que confirmado por el Cardenal Silva Henríquez pretendía seguir su legado. También las calles de Santiago tienen un papel preponderante en su conformación. La ciudad es un lugar que narra, es un cuerpo que transmite historia y desde el que podemos realizar una lectura política-social. Sus primeros afiches artesanales decoraban las calles del centro. Ellos mismos, sin recibir ningún tipo de ayuda, empapelaban la urbe buscando promocionar discos y conciertos. Quizás en alguna pared extraviada, aún quede algún papel perdido invitándonos a un largo tour.

El libro entretiene y documenta. Mediante un collage de anécdotas nos acercamos a la historia política del país. Porque eso es Voces de la resistencia, un escrito íntimo y a su vez genérico, que narra el periplo de un país triste y ausente, que supo encontrar valentía en los charangos de la primera banda chilena en llenar el Estadio Nacional.

¿Envejecieron mal las canciones de Sol y Lluvia? Es una pregunta para analizar, para tener presente, pero no para pasar de largo. La que de ninguna manera es anacrónica, es su historia de vida, esta trastienda visceral que viaja por momentos y dolores pero que siempre pudo salir a flote desatando esperanzas.

 

Joaquín Escobar (1986). Escritor, sociólogo y magíster en literatura latinoamericana. Reseñista del diario La Estrella de Valparaíso y de diversos medios digitales, es también autor del libro de cuentos Se vende humo (Narrativa Punto Aparte, 2017). También es redactor permanente del Diario Cine y Literatura.

 

“Sol y Lluvia: Voces de la resistencia”, de Gonzalo Planet (Pez Espiral, 2018)

 

 

 

Imagen destacada: El grupo Sol y Lluvia, durante la década de 1970.