Exposición de grabados de Pablo Picasso en Viña del Mar: Las obras de un genio convulso

Comentario a la muestra que se pudo apreciar hasta el 10 de marzo en una de las salas de la Corporación Cultural de la Ciudad Jardín,en donde se presentó el montaje de “El entierro del conde de Orgaz y La flauta doble”, una colección de grabados del artista español que son propiedad de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER).

Por Carlos Ravest Letelier

Publicado el 11.3.2018

El último martes 6 de marzo se realizó una visita guiada en la Corporación Cultural de Viña del Mar a cargo del profesor de historia Jorge Salomo. La temática presentada en esta ocasión, giró en torno al trabajo y la obra del pintor ibérico Pablo Picasso.

Para el profesor Salomo la obra de Picasso se encuentra en directa vinculación con experiencias como las guerras mundiales, el sentido táurico y animalesco proveniente del libro de Octavio Paz “La llama doble”, la relación con sus hijos, y la mirada psicoanalítica para algunos de un genio, para otros de una persona con patologías psíquicas. En conversación con los asistentes que acudieron a la visita guiada, Jorge Salomo reconocía la delgada línea que separa la genialidad de la locura, afirmando que un psiquiatra quizás podría realizar un juicio más fino sobre el estado mental de Picasso. Mas allá de si tuvo o no algún problema de carácter patológico, lo importante es entender el espíritu existente detrás de las creaciones de Picasso, señaló Salomo.

La psicología emergió dentro de la visita guiada, como un área clave para entender el razonamiento existente detrás del artista español. Si para Freud el inconsciente es una represión, para Lacan el inconsciente vendría a representar una estructura del lenguaje. En este caso, el lenguaje de Picasso parece responder a un arquetipo que funciona de manera múltiple, en la forma de realizar asociaciones. Utilizando la terminología de la “teoría de sistemas”, el inconsciente de Picasso funciona como un sistema abierto, donde existe un constante flujo de energía que entra y sale, mientras la materia se mantiene incólume.

En ese sentido, el inconsciente de Picasso nos habla de la violencia existente tanto en el orgasmo como en los procesos bélicos acontecidos durante el siglo XX. El toro encerrado en sí mismo, incapaz de distinguir con quien se está batiendo, el rol de los totalitarismos durante la centuria pasada, la capacidad de incorporar diferentes planos del mismo objeto en un momento concreto, el oficio de los antiguos torturadores que usaban mascaras para no ser descubiertos.

Finalmente, en caso de existir algún tipo de asociación entre el trabajo de Picasso y alguna patología psicológica, este vínculo puede estar enmarcado dentro del trabajo del pensador alemán Theodor Adorno, en su obra “La técnica psicológica de las alocuciones radiofónicas de Martin Luther Thomas. Estudios sobre la personalidad autoritaria”.

La exposición “El entierro del conde de Orgaz y La flauta doble”, presentó una colección de grabados del artista español Pablo Picasso, en una muestra que es propiedad de la Fundación Universitaria Iberoamericana (FUNIBER) y que pudo verse en la sala Viña del Mar de la Corporación Cultural de la Ciudad Jardín desde el miércoles 7 de febrero hasta el sábado de marzo de 2018.

 

Uno de los grabados de la famosa serie de “La flauta doble”, de Pablo Picasso, y que pudo apreciarse hasta ayer sábado 10 de marzo, en la Corporación Cultural de la Ciudad Jardín

 

Imagen destacada: Un grabado de la serie “La flauta doble”, de Pablo Picasso

 

Crédito de las imágenes: Ilustre Municipalidad de Viña del Mar