“Una suerte pequeña”, de Claudia Piñeiro: Una novela de la ganadora del “Pepe Carvalho” otorgado por Barcelona Negra

El académico y escritor salvadoreño analiza uno de los títulos que motivaron la reciente elección del jurado que organiza el festival catalán dedicado al género literario del misterio y el suspenso, y cuyo galvano será entregado a la creadora trasandina durante el próximo mes de enero en Europa.

Por Sergio Inestrosa

Publicado el 30.11.2018

Claudia Piñeiro (1960) es una escritora para mi gusto irregular, y tiene trabajos buenos y otros flojos. Sin embargo, el Pepe Carvalho de Novela Negra no es el primer galardón por su obra que recibe, ya en el 2010 recibió el Premio Sor Juan Inés de la Cruz por su novela Las grietas de Jara.  En la fiesta que es la Feria Internacional del Libro de de Guadalajara 2018, donde mis amigos Héctor Gómez Vargas, académico de la Ibero León, ha presentado su libro Estéticas del rock y Fernando Ausín Gómez ha hecho lo propio con su primer libro titulado Crónicas de un hombre de conocimiento, publicado por el Grupo Porrúa. Claudia Piñeiro el pasado viernes, en tanto, ha presentado su libro de cuentos titulado Quién no, editado por Alfaguara.

Al otorgarle el premio por unanimidad, el jurado ha considerado que: “Piñeiro es un referente ético y literario para las Letras de su país y fuera de él, allá donde llegan sus traducciones, conferencias, artículos o charlas”.

Otros libros por ella lanzados incluyen Las viudas de los jueves, Un comunista en calzoncillos o Tuya, pero en esta ocasión quiero comentar la novela Una suerte pequeña, también publicada por Alfaguara en el 2015.

Esta novela trata de una mujer que después de un accidente fortuito en las vías del tren se va desde la Argentina hacia los Estados Unidos forzada por las circunstancias. Es misma mujer, María Elena Pujol,  regresa a Buenos Aires donde dejó una familia, ciudad en la cual mantuvo a un hijo que creció sin la presencia de su madre. Una vez en la urbe bonaerense, la memoria siempre indómita toma el control y la lleva a visitar el barrio en que vivió con su familia. La mujer regresa aunque pudo haberle dicho que no a su jefe y jamás haber vuelto, sin embargo hay algo que la impulsa a correr el riesgo de regresar y es ese retorno lo que va a marcar el final del libro, tal vez, y solo tal vez, demasiado feliz para una región como la nuestra, aunque una conclusión para nada improbable.

En esta novela, en cuyo análisis como comprenderá el lector/lectora no voy a resumir la emoción, el dolor, la rabia, la nostalgia que provocan sus páginas -las cuales están muy bien logradas-, el lector no puede dejar de pensar en que a veces la vida nos tiene reservado cierto infortunio que estaba destinado solo para nosotros.

La trama que propongo a los lectores no es una novela negra, es más bien una obra de intriga muy bien lograda. Quizá la mejor Claudia Piñeiro que yo conozco, aunque en cuestión de gustos se rompen los géneros.

Es verdad que hoy en día la Novela Negra anda de moda, casi todos andan escribiendo ficciones sobre policías y asesinos. Hay muchos escritores que han seguido este camino, el mismo Sergio Ramírez ha escrito un par de novelas de este género entre ellas la última de su producción, así que no debe sorprendernos que esta escritora argentina transite por aquel camino creativo. Tal vez sea fácil comprender que en una región tan violenta como la nuestra es fácil que los escritores terminen escribiendo este tipo de novelas, con tanto crimen, con tanta corrupción, con tantos malos policías en la calle, en cierta medida, es muy difícil para los narradores despegarse de lo social y quizá la novela negra es una forma de tratar de explicarse lo que sucede en la actualidad de nuestros países.

Sin embargo para mi gusto hay demasiados escritores que han decantado por la Novela Negra, ¿por qué tantos?: quizás la culpa la tengan Paco Ignacio Taibo II, o Leonardo Padura.

Ojalá que los lectores que no conocen los trabajos de Claudia Piñeiro puedan aprovechar este galardón que recibirá en enero próximo en la Ciudad Condal para leer alguno de sus trabajos, aunque yo recomiendo ampliamente Una suerte pequeña.

 

Sergio Inestrosa (San Salvador, 1957) es profesor de español y de asuntos latinoamericanos en el Endicott College, Beverly, de Massachusetts, Estados Unidos, además de redactor permanente del Diario Cine y Literatura.

 

“Una suerte pequeña”, de Claudia Piñeiro (Alfaguara, 2015)

 

 

Crédito de la imagen destacada: La escritora argentina Claudia Piñeiro por Zenda (https://www.zendalibros.com/).